Nicky Jam: “Creo que más alto no se puede llegar”

0

Que los números le expliquen todo: su canción “Hasta el amanecer” tiene mil millones de reproducciones en YouTube, lo que lo pone en el puesto 42 de los videos más vistos de Internet. Dicho de otra forma: una de cada siete personas del mundo lo ha visto, muchos -suponemos- más de una vez.

Pero para conocer a Nicky Jam nos sirve recordar otra de sus canciones, porque en “El ganador” resume todo lo que le pasó en la vida: hoy tiene “un Lambo (rghini) y un Grammy, cinco casas en Colombia, otra más en Puerto Rico, una mansión en Miami”.

Y sigue: “La música mía tomando el planeta / con fuerza de tsunami. / Ahora me llaman, me tiran DM / toditas las mamis. / Me siento el mejor. / En esto, un experto / Cada tema que saco a la calle se pega / y tengo sold-out los conciertos./ ¿Más inteligente? / Están en lo cierto”, confirma en esa canción, que -entre muchas otras suyas- ya devoró las radios y los oídos de buena parte del mundo (especialmente América).

Él es, como bien se define metafóricamente, una suerte de “Fénix”. Y no de otra forma podría haberse llamado este último disco tampoco, que presentó este año después de las cenizas de las drogas, la pobreza y de una recaída de popularidad por un tiempo. Pero sí, pasado pisado: todo se lo agradece a Dios, una y otra vez, y hasta se anima a filmar películas con Vin Diesel (en “xXx: Return of Xander Cage”).

La pregunta es inevitable: ¿Crees que estás en el mejor momento de tu carrera, Nicky? “La verdad es que sí, creo que más alto no se puede llegar”, dice rápidamente, y podemos imaginarle la sonrisa. Todo es un sueño para él, y “hay que pellizcarme para convencerme de que esto es real”.

Ídolo de muchos, ejemplo a seguir de otros. Especialmente allá en Colombia, donde (pese a ser estadounidense con ascendencia puertorriqueña) se le abrieron los brazos de la gente primero. Y los breves minutos que concede a Estilo no alcanzan para hacerlo bajar de esa nube de éxito, desde donde habla en el medio de una grilla tirana y un permanente acoso mediático: después de que le suene el celular a su manager en algún lugar de Córdoba (evita decirnos en qué lugar concreto está), nos da ni más ni menos que cinco minutos con el cantante.

“Cronometrados”, agrega el agente.

¿Es que el tiempo de este reggaetonero vale oro? Bueno, el título de “ídolo de masas” sabemos que no le queda grande. Además, el día en que se empiezan a inventar noticias sobre un artista es señal de que ha cruzado un límite: el mundo quiere saber de vos, Nicky Jam.

Pasó hace meses, cuando empezó a circular por infinidad de portales la noticia de que había recompensado a un niño que le había encontrado la llave de su auto (ya dijimos, un Lamborghini) comprándole nada más ni nada menos que un jeep. Los fanáticos, con el corazón engordado de tanta devoción y cariño, replicaron la noticia, que nunca se desmintió y alimenta hoy al mito.

Ahora sí: buen puntapié para empezar la charla.

-¿Es cierto eso, Nicky?

-(Ríe) ¡¡No!! No le he regalado a nadie algo así tan grande todavía, pero sí le he dado mucho cariño a la gente.

-Con la que tenés una gran relación a través de las redes sociales, por lo que se ve.

-Sí, son fundamentales en la relación con mi gente.

-¿Y, por lo que llevás recorrido, te gusta la Argentina?

-Sí, me encanta este país, me encanta la cultura, me encanta la comida, el calor humano que hay acá, ¡el mate!

-¿Y la música argentina también?

-Bueno, la música folclórica argentina no la conozco, pero me encanta por ejemplo Nahuel Schajris de Sin Bandera y muchos artistas más.

-¿Te gustaría colaborar con alguno?

-Con Noel, sí, me encantaría cantar.

-Si espiáramos tu celular, ¿qué música encontraríamos?

-Yo escucho todo tipo de música, como el reggae de jamaica, Bob Marley, la balada, el rock, y me gustan también Los Enanitos Verdes que son de acá de Argentina…

-Y que son mendocinos también.

-¿Son de Mendoza?

-Sí.

-Bueno, todo tipo de música me encanta.

-¿Es cierto que vos ibas a acompañar a Luis Fonsi en “Despacito” en lugar de Daddy Yankee?

-Ahh, sí, sí.

-¿Y por qué lo rechazaste?

-Pues no se dio, por un tema de la disquera.

-Respecto a tu disco, ¿cómo definirías a “Fénix”?

-Uff, tremendo álbum, ¡26 canciones! Hay de todo un poco, dancehall jamaiquino, balada, canciones en inglés. Con este disco demostramos que no solo estamos rapeando, sino también haciendo música para el mundo entero.

-Vos sos cristiano y en cada entrevista le agradecés todo a Dios. ¿Cómo te llevás con la Iglesia? ¿Seguís al Papa Francisco?

-Yo no hablo ni de política ni nada de eso, no me gusta hablar de eso.

Nicky, que eludió varias preguntas porque solo quería hablar de su disco (de-nada-más), mandó saludos a los mendocinos y pidió que compraran los tickets para el recital del miércoles, donde desembarcará la batería de 26 canciones que forman este álbum. Canciones que, según dijo en otras entrevistas, considera la misma evolución del reggaetón hacia un terreno ya liberado del machismo, que sirvió de gancho para criticarlo tantas veces.

Y que son canciones como ésta: “Mami yo me siento tuyo,/ yo sé que tú te sientes mía… / Te caliento más, más, más”. “El amante” es uno de sus temas más coreados. Es furor, especialmente entre chicas adolescentes, y en las redes sus fans le suelen escribir todos los días que es un ejemplo a seguir. Incluso más: un orgullo.

Sobre el disco

“Fénix” le valió, por parte de la Sony Music, cuatro reconocimientos: certificación de Platino, de doble Platino por el tema “El amante”, de cuádruple Platino por “Hasta el amanecer” y de Diamante por “El perdón”.

Además arrasó en los últimos Billboard Latin Music Awards al llevarse seis estatuillas, convirtiéndose en el gran ganador de la noche junto al fallecido Juan Gabriel. Este álbum, que llegó a las bateas el 20 de enero pasado, logró escalar a la primera posición de los discos latinos más escuchados en los Estados Unidos.

La ficha

Nicky Jam presenta “Fénix”
Fecha y hora: Miércoles 28 de junio, a las 22.
Lugar: Estadio El Santo (Los Baños 1369, Rodeo del Medio).
Entradas: Anticipadas ($500) en Tarjeta Nevada (Ciudad), Le Club (San Martín 950) y Chamu Rockería (San Martín).
Show apto para todo público.